Luego de la derrota electoral y ante el malestar de un gran número de dirigentes, muchos de los cuales tuvieron que buscar nuevos rumbos, el panorama es poco alentador.

 

El futuro del PRO en la provincia es incierto. Incertidumbre que aumentó luego de la derrota electoral de Mauricio Macri y la falta de protagonismo de la dirigencia local en las elecciones provinciales y nacionales, comicios en donde se sometieron a las decisiones del santaluceño Marcelo Orrego, lo que dio como resultado obtener solamente un banca en la Legislatura y algunas concejalías.
Un punto de inflexión podrían ser las elecciones que se realizarían en febrero próximo, comicios en donde se renovará la actual conducción partidaria encabezada por el diputado nacional Eduardo Cáceres.
Conducción que desde hace años es criticada por un importante puñado de dirigentes partidarios, muchos de los cuales se vieron obligados a emigrar a otros espacios. El caso más emblemático fue el de Martín Turcumán, candidato a Gobernador por Cambiemos en 2015, que buscó nuevos horizontes y creó su propia fuerza política.
Otros, como Hugo Ramírez, uno de los fundadores del partido en la provincia y diputado por la fuerza en el período 2011-2015, le señaló a este medio que por ahora “está alejado de la actividad partidaria”.
Gerardo Zumel, el último que trató de competir con Cáceres en las legislativas de 2017, algo que después no pudo hacer, dijo que “el partido está cerrado y es imposible presentarse en una elección interna con un padrón muy chico de afiliados como tiene el PRO, hay muchos afiliados que no existen. Hasta tanto esa situación no se normalice es imposible presentarse”.
“En estas condiciones, con elecciones tan cercanas, no se puede competir. Además, en estos últimos años hubo un éxodo importante de dirigentes molestos con la actual conducción. A esto se le suma los pésimos resultados electorales en la provincia”, expresó Zumel a Diario El Zonda.
Por su parte, Enzo Cornejo, diputado provincial electo y mano derecha de Cáceres, sostuvo que todavía la actual conducción no ha decidido si se presentará en los comicios para renovar mandato. “No hemos charlado todavía del tema”, resaltó.
“El partido ha crecido mucho, por lo tanto hay dirigentes que están en condiciones de presentarse. Que existan muchas voces, que existan diferencias, es lo mejor que le puede pasar a un partido político”, dijo.
Consultado sobre las críticas a la actual conducción, Cornejo expresó a El Zonda: “Personalmente no he tenido ninguna queja”.