El dólar extendió su marcha bajista este martes, cedió otros 17 centavos y perforó los $ 43,50, según el promedio que realiza Ámbito en bancos y agencias, presioando por la liquidación de divisas desde el sector exportador, una tendencia que trae cierto alivio al tenso mercado financiero donde la incertidumbre política se agiganta de cara a las primarias de agosto (PASO) y a las presidenciales de octubre.

El billete minorista anotó su quinta caída en fila al descender a $ 43,48, nuevo mínimo en dos meses.

Por su parte, en el segmento mayorista, la divisa bajó seis centavos a $ 42,38. Ocurrió en un contexto de previsible toma de utilidades en acciones y bonos, con incremento potencial del riesgo país, el banco central sigue con su lenta caída en las tasas de letras subastadas diariamente, aunque aún en niveles muy altos producto de la alta inflación y la recesión que sufre la economía.

“Las señales fiscales y la política monetaria se mantienen –por lo que entendemos- en el buen camino. Incluso se sumarían esta semana buenos resultados en el saldo comercial de mayo y una nueva contracción del déficit de cuenta corriente, junto a la difusión del EMAE de abril (…) Lo político, en cambio, seguirá siendo un factor de incertidumbre”, dijo Matías Roig, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI).