El billete verde avanzó tres centavos en bancos y agencias de la city porteña. En el mercado financiero, el “contado con liqui” se disparó ante la demora en el desembolso del FMI y dificultades de las empresas para girar divisas.

El dólar cerró casi estable ayer viernes a $58,44 en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito, mientras que el contado con liquidación se disparó en medio de los rumores sobre demora del nuevo desembolso del FMI y de las complicaciones de algunas empresas para girar divisas al exterior.

En el Banco Nación la divisa se mantuvo a $57,25 para la venta, mientras que en el canal electrónico se conseguió a $57,20.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la moneda cerró casi estable a $56,11 en una rueda donde bancos oficiales aparecieron con ventas que pusieron un límite en la plaza donde operan bancos y agentes de comercio exterior.

Esa calma aparente no se replicó en el mercado financiero, donde el dólar “contado con liqui” saltó un 3,6% y superó los $70 (a $71,23), por lo que la brecha con la divisa mayorista se amplió casi al 30% (al 27%).

La disparada se produce un día después que se conoció que el vencimiento de deuda de u$s130 millones que afrontó la compañía IRSA no llegó a los tenedores de la Obligación Negociable en el exterior, al margen de que la empresa depositó el dinero.

El motivo es que el control de cambios, tal como está redactada la regulación por parte del Banco Central, impide efectivizar pagos a “personas jurídicas”.

Asimismo, el dólar MEP escaló un 3,1% a $66,84, lo que implica una brecha del 19,2% frente a la cotización en el MULC.

En el mercado negro, el dólar blue trepó $1,50 a $61,50 en cuevas de la city porteña.

A la incertidumbre generada por las restricciones cambiarias, se suman las versiones sobre la demora del nuevo desembolso de Fondo Monetario Internacional (FMI), que quedaría pendiente para después de las elecciones de octubre.

El volumen operado en el segmento de contado ascendió en la jornada a US$ 397,094 millones, sin operaciones en el mercado de futuros MAE y sin detectarse intervención del Banco Central.

Cierre de la semana
El dólar minorista subió 42 centavos en la semana, mientras en el MULC avanzó 29 centavos, un aumento que recortó muy levemente la fuerte caída de los cinco días anteriores.
En la segunda semana de vigencia del control de cambios, los precios se fueron acomodando al nivel definido por la regulación oficial, ubicado algo arriba de los $ 56, que es el piso definido en la actualidad.

Tasas y reservas
El Banco Central convalidó una tasa promedio de Leliqs a la baja de 84,149% (el jueves había cerrado a 85,911%).
El total adjudicado fue de $229.590 millones sobre vencimientos por $204.353 millones y a partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $25.237 millones, y generó un stock total de $1.150.517 millones.