Los diferentes segmentos del mercado cambiario inician la última semana del actual gobierno en medio de una relativa estabilidad de las cotizaciones.

Con ventas directas del Banco Central, el dólar cerró estable a $62,93 en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito, con lo que se mantiene desde hace más de 10 jornadas consecutivas por debajo de los $63 en el marco en una plaza condicionada por el cepo hard.
En el Banco Nación, el dólar terminó a $62,25, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $62,20.
Mientras que, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa avanzó sólo cuatro centavos a $59,98 en una rueda en la que el Banco Central volvió a intervenir con ventas en forma directa en el mercado, una estrategia que no aplicaba desde fines de agosto. Operadores señalaron que la autoridad monetaria habría comprado u$s70 millones.La moneda norteamericana operó más entonada y con tendencia compradora en un escenario de escasa oferta privada. La presión compradora, en este sentido, se instaló desde temprano y forzó la reaparición del Banco Central con ventas directas destinadas a abastecer la demanda de divisas. Los mínimos se anotaron en los$ 59,89 con la primera operación pactada, cinco centavos debajo de los valores registrados en el cierre previo. La aparición de órdenes de compra sin contraparte del lado de la oferta privada generó subas de los precios.