zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, NOVIEMBRE 13: El Senado sesionaba esta tarde para tratar una declaración sobre la situación de Bolivia. Foto NA: DAMIAN DOPACIOzzzz

Tras varias horas de debate, el Senado aprobó pasadas las 20:30 de anoche la declaración de “enérgico repudio al golpe de Estado” en Bolivia impulsada por el peronismo, aunque varios legisladores de Cambiemos cambiaron el sentido su voto sobre el final para evitar que la sesión se quedara sin quórum.

La declaración salió con 29 votos a favor, 8 en contra y 4 abstenciones, pero en realidad hubo seis senadores de Cambiemos que iban a abstenerse y votaron en contra para evitar que la sesión se quedara sin quórum, por lo que los votos en contra genuinos fueron dos.

Dado que las abstenciones restan al quórum necesario para sesionar (37 senadores), la oposición y el oficialismo acordaron en pleno recinto, con la mediación del presidente provisional de la Cámara, Federico Pinedo, evitar esa situación.

El acuerdo final fue consecuente con el clima del debate, donde a pesar de que el peronismo y Cambiemos presentaron proyectos separados y de que no faltaron críticas a la posición del Gobierno, los senadores se cuidaron de llevar adelante una sesión sin estridencias ni confrontación.

En la Cámara de Diputados se dio una discusión similar y se esperaba con expectativa el resultado de la votación, ya que había tres proyectos en danza.

El primero a votarse será el texto presentado por la oposición, que expresa un “profundo repudio al golpe de Estado perpetrado” e Bolivia.

La iniciativa de Cambiemos, presentada por Mario Negri (UCR), Álvaro González (PRO) y Juan Manuel López (CC-ARI), rechaza “las condenables intervenciones policiales y militares”, y cuestiona “cualquier golpe contra la democracia”.

Si bien en el PRO y la UCR no todos los legisladores estaban de acuerdo con esquivar la definición de “golpe”, no quisieron despegarse completamente de la postura que fijó el presidente Mauricio Macri.

Por esas diferencias dentro del interbloque oficialista, el sector que lidera Martín Lousteau presentó su propio proyecto en el que habla de “golpe de estado” contra Morales.