El pasado 28 de junio, un accidente de tránsito dejó dos víctimas fatales. El siniestro ocurrió aquel día en Chimbas.

Un joven conducía un Chevrolet Corsa e impactó con una ambulancia que trasladaba personas que iban a dializarse. En el lugar, falleció un adolescente de 14 años y horas más tardes, un jubilado de 61 años. El conductor que ocasionó la tragedia escapó pero luego fue detenido.

Se trataba de Rodrigo Fernando Díaz, (18), quien este jueves, se abstuvo de declarar en Tribunales. Luego por disposición del juez del Quinto Juzgado Correccional fue derivado al Servicio Penitenciario Provincial.

Según sostuvo ante la prensa, su abogado defensor, Horacio Vargas Carrera, Díaz circulaba en estado de ebriedad. Por ahora, quedó imputado del delito de homicidio culposo y lesiones culposas, triplemente agravado por el exceso de velocidad, conducir en su estado de ebriedad y por el número de víctimas fatales. Su defensa afirmó que tramitará su excarcelación.