En el circuito paralelo, la moneda norteamericana anotó el segundo incremento consecutivo y en dos ruedas acumuló un avance de $2.

baja luego de haber iniciado la rueda en alza, por lo cual las brechas se achicaron y se acercaron al 70%.
El dólar Contado con Liquidación (CCL) -que surge de la compraventa de bonos o acciones con el fin de fugar capitales del país- bajó $2,09 (1,7%) a $117,42, dejando la brecha con la cotización oficial mayorista en el 72,4%. A la par, el dólar MEP o Bolsa -misma operatoria que el CCL pero dentro de la Argentina- cedió 47 centavos (0,4%) a $114,37, lo cual dejó un spread del 68% frente a la divisa que opera en el MULC.
Los dólares bursátiles operaron en un escenario volátil donde influyó tanto la necesidad de cobertura en medio de la incertidumbre por las negociaciones por la reestructuración de la deuda como las restricciones impuestas por el Banco Central en los últimos días.
La autoridad monetaria, en este sentido, impulsó una suba de tasas en los plazos fijos superiores al millón de pesos para intentar acotar la demanda de divisas, frente a la actual incertidumbre económica acentuada por la pandemia del coronavirus.
Desde este lunes, las entidades financieras ofrecen una tasa mínima nominal anual del 26,6% en todas las colocaciones de plazo fijo.
Además, el BCRA estableció que productores agrícolas que mantengan un acopio de su producción de trigo o soja por un valor superior al 5% de su capacidad de cosecha anual no podrán acceder a las financiaciones para capital de trabajo a una tasa de interés máxima anual del 24%.