Plazos fijos. La medida fue tomada en medio de una creciente presión para dolarizar carteras, por incertidumbres que generan la pandemia y la negociación de la deuda.

El aumento en la tasa de interés para los depósitos minoristas a plazo fijo busca desalentar la compra de dólares.

En busca de descomprimir la demanda de dólares, el directorio del Banco Central decidió aumentar a partir del 1 de agosto la tasa de los plazos fijos al 33,06% anual para depósitos de hasta un millón de pesos, según confirmaron a Ámbito fuentes de la autoridad monetaria.
Se trata de un incremento de más de tres puntos porcentuales, dado que actualmente el rendimiento de los depósitos a plazo se ubicaba en el 30,02%.
La decisión fue aprobada el martes en la Comisión y será ratificada este jueves en la reunión de Directorio.
Preocupado por la fuerte demanda de dólar solidario, el BCRA decidió elevar hasta el 87% el porcentaje de la tasa de Leliq (hoy en el 38%), que determina el rendimiento de los plazos fijos. De allí surge la tasa del 33,06 TNA, lo que equivale a una tasa mensual de 2,75% y Tasa Efectiva Anual de 38,47%. La autoridad monetaria busca que el rendimiento mensual se acerque a la tasa de devaluación mensual del peso, hoy en torno a 3% en el segmento minorista, y al 2,6% en el mayorista.
La medida es parte de la política de incentivo al ahorro minorista en moneda nacional con la armonización de tasas de interés entre los rendimientos de distintas variables, como ser el de tasa de dólar futuro, que se ubica en 31%, añadieron fuentes de la autoridad monetaria.
“Ojalá funcione para descomprimir la demanda del dólar, pero la clave de todo es la deuda y el plan pos pandemia”, comentó a Ámbito un economista.

Dólar bolsa y CCL en su mayor valor en dos meses y medio

Los tipos de cambio implícito avanzan este jueves y registran su mayor valor en dos meses y medio, con brechas que se mantienen por encima del 66%, en medio de una mayor incertidumbre producto de la posible postergación de las negociaciones por el tema deuda y al deterioro de las condiciones económicas. El dólar CCL -que surge de la compra y venta de bonos o acciones en la bolsa- avanza un 1,7% y supera los $120, al cotizar a $120,24, por lo cual el spread con la cotización mayorista opera en el 66,4%. Se trata de su mayor valor desde el 15 de mayo, cuando había cerrado a $121,32. En cambio, el dólar MEP, o Bolsa -similar operación a la del CCL pero dentro del país- asciende un 1,3% a $118,23, dejando una brecha del 63,62% frente a la divisa que cotiza en el MULC. Los pedidos de compra autorizados se mantuvieron constantes a lo largo de todo el día, de modo tal que el Banco Central volvió a utilizar recursos propios para compensar la insuficiencia de la oferta privada.
Fuentes privadas del mercado estimaron el saldo negativo del Banco Central de ayer en unos u$s20/30 millones, los que se suman a la sangría cercana a los u$s400 millones registrada en lo que va del mes.