El joven de 24 años, fue reconocido por la víctima, en una rueda de reconocimiento. Confesó su participación en los hechos.


El hombre acusado de atacar a la mujer salteña en Puerto Deseado padece de esquizofrenia. Sin embargo, el juez de la cuada Oldemar Villa, aseguró que esa condición “no lo hace inimputable”.

El joven de 24 años fue identificado por la víctima durante la rueda de reconocimiento como quien la violó. En diálogo con Clarín el magistrado explicó que el sujeto “pudo haber tenido un brote o no en el momento del ataque, pero eso será material de investigación”.
Villa agregó que no han descartado que el detenido también haya participado del asesinato de Santino, de 4 años.

El detenido fue trasladado a una sede policial de Caleta Olivia y será indagado en los próximos días.
Fuentes de la investigación aseguraron que el detenido ya había sido demorado el mes pasado en el marco de otra investigación tras haber sido denunciado por la “tentativa de homicidio” de un familiar suyo también menor de edad, pero la Justicia lo liberó.
Este domingo seguían adelante las actuaciones ordenadas por el magistrado. En tanto, la mujer continuaba con atención médica y psicológica en el hospital local, donde está acompañada por su esposo y dos de sus hijos, una joven que llegó el sábado desde Salta y el que reside en Puerto Deseado.

Fuentes cercanas al expediente, dijeron que este joven, señalado como el presunto abusador sexual de la turista salteña, confesó su participación en estos delitos tras la rueda de reconocimiento.
El sábado el sospechoso fue nuevamente capturado por la Policía de Santa Cruz durante los allanamientos que se realizaron en el barrio “La Favela” en el marco de la investigación.
En el lugar los pesquisas encontraron ropa ensangrentada y descubrieron que el mayor de los sospechosos tenía lesiones en la cara y en los brazos. Además, un hallazgo crucial: los acompañaba un perro con el pelaje ensangrentado, el mismo animal que María aseguró haber visto la tarde de los ataques.