Este elemento habría sido el principal responsable de la muerte de estos fumadores con cigarro electrónico.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), informaron la presencia de acetato de vitamina E en 29 muestras de fluidos pulmonares de pacientes del brote de lesiones pulmonares asociadas al uso de cigarrillos electrónicos o productos de vapeo, condición recientemente bautizada como EVALI.

El acetato de vitamina E se encuentra en una gran variedad de productos cosméticos y alimenticios. Y si bien no causa daños al ser aplicado o ingerido, se cree que al calentarse en los cartucho de los cigarrillos electrónicos podría interferir con la función pulmonar normal.

Esta es la primera identificación reportada de un tóxico potencial en muestras biológicas obtenidas de pacientes de EVALI. Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC afirmó que este descubrimiento es un “avance” que muestra al acetato como un probable culpable del brote, que ya cuenta con más de 2 000 casos y se cobró la vida de al menos 39 personas.

Según detallaron las autoridades, las muestras provienen de 10 estados, que representa un área geográfica diversa y otorga mayor solidez a las pruebas. En su mayoría corresponden a hombres con una edad promedio de 23 y dos pacientes que murieron a causa de las lesiones.

Sin embargo, las autoridades avanzan con cautela, y no descartan otros posibles compuestos o ingredientes que pueden estar causando las lesiones pulmonares. Por ejemplo, también se encontró Tetrahidrocannabinol (THC), el principal constituyente psicoactivo del cannabis, en 23 muestras, y nicotina en 16.