Represor. Repudio por la decisión de otorgarle prisión domiciliaria a Gustavo De Marchi.

El represor Gustavo De Marchi, condenado en San Juan por delitos de lesa humanidad durante la última Dictadura, fue beneficiado por la Cámara Nacional de Casación Penal con la prisión domiciliaria.
El beneficio no se ha hecho efectivo porque le colocarán una pulsera electrónica, uno de los requerimientos para que pueda estar recluido en su casa ya que el represor se fugó de prisión y estuvo dos años prófugo.
El militar se encuentra en el Servicio Penitenciario de Ezeiza, donde se contagió de coronavirus.
El militar se fugó en julio del 2013 junto al represor Jorge Olivera. Los dos habían sido trasladados al hospital militar Cosme Argerich. Dos años después De Marchi fue capturado mientras caminaba en la vía pública. L
Según los abogados defensores de De Marchi aseguran que tiene varias patologías tales como diabetes, hipertensión arterial, hemorroides y problemas de próstata. Estas razones figuran en el pedido de la domiciliaria.