NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES JULIO 31: SErgio Massa preside la sesion de la Camara de Diputados que se desrrolla esta tarde. Foto NA: Maximiliano Vernazza

La Cámara de Diputados aprobó hoy por unanimidad el proyecto que declara la emergencia para procesos de concursos y quiebras hasta el 31 de marzo de 2021, en el marco de la pandemia de Covid-19, como medida complementaria a la moratoria
La iniciativa, que fue girada al Senado, se aprobó con 250 votos a favor y dos abstenciones -correspondientes al Frente de Izquierda- tras un breve debate en el que el oficialismo y la oposición destacaron el acuerdo alcanzado.
El proyecto declara la emergencia para los procesos de concursos y quiebras hasta el 31 de marzo de 2021 y extiende los plazos previstos en la ley 24.522, al establecer que en cada proceso, los jueces de concurso deberán “fijar fundadamente un nuevo cronograma”.
Al inicio del debate, el diputado oficialista Rodolfo Tailhade destacó que se haya “podido avanzar a un acuerdo político en torno a un texto” en la Comisión de Justicia que él preside, horas antes de la sesión de este viernes.
En tanto, su compañero de bancada Carlos Selva destacó que “el proyecto original tenía plazo de cobertura hasta el 31 de diciembre y con muy buen criterio, los miembros de la Comisión de Justicia interpretaron razonablemente llevar este plazo hasta el 31 de marzo” de 2021.
“Se ha ahondado y se ha ampliado y se han salvado situaciones que en el proyecto original podrían haber generado mayor litigiosidad y conflicto”, subrayó Selva al destacar la unificación de proyectos del oficialismo y de la oposición.
Por su parte, del jefe del bloque PRO, Cristian Ritondo, manifestó: “Entendimos que este proyecto era el complemento de la ley de moratoria que vamos a tratar luego. El aislamiento obligatorio ha planteado una serie de desafíos que nos demanda respuestas para el aparato de producción. Miles de empresas están en riesgo y con ellas muchos empleos formales”.
A su turno, la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño advirtió que “100 mil empresas van a estar complicadas cuando se reabran los tribunales”.
“Hay un sector al que no podemos darnos el lujo de permitir que esto lo afecte: es el sector empresarial. El tipo que tiene el espíritu emprendedor, el espíritu innovador”, indicó Camaño, al tiempo que afirmó que la futura ley será “un alivio” para ese sector.
Según el proyecto, durante el plazo que dure la emergencia se suspenderá el cómputo de plazos procesales en todos los procesos regidos por la Ley 24.522 de Concursos y Quiebras.
En el caso de los juicios que se inicien a partir de la entrada en vigencia de esta nueva norma -que deberá pasar al Senado para su sanción definitiva- el plazo para los procesos, que actualmente es de 30 días, se extenderán a 180 días “pudiendo el juez a pedido del deudor (…) extenderlo por única vez en sesenta días adicionales”.
Además, el proyecto suspende “los procesos de ejecución de cualquier tipo de garantías de obligaciones financieras y la totalidad de las subastas judiciales y extrajudiciales, incluidas las hipotecarias y prendarias”.