Hubo 250 votos afirmativos para la media sanción de la norma.

La Cámara baja dio media sanción al proyecto que extiende los plazos de concursos preventivos y quiebras como complemento de la moratoria que se aprestaban a aprobar.

La Cámara de Diputados aprobó -con 250 votos afirmativos y dos abstenciones- un proyecto consensuado entre todos los bloques parlamentarios que declara la emergencia hasta el 31 de marzo de 2021 para procesos de concursos preventivos y quiebras, en el marco de la pandemia por coronavirus. En tanto, a continuación trataban el proyecto de moratoria impositiva y previsional.
Los proyectos que modifican de forma temporaria la Ley 24.522 de concursos y quiebras, que determina la ampliación de los plazos procesales en el caso de los concursos acreedores y la suspensión de ejecuciones por 180 días, y que fueran presentados por diversos bloques, fueron debatidos en la Comisión de Justicia de la Cámara baja.
La Cámara de Diputados aprobó -con 250 votos afirmativos y dos abstenciones- un proyecto consensuado entre todos los bloques parlamentarios que declara la emergencia hasta el 31 de marzo de 2021 para procesos de concursos preventivos y quiebras, en el marco de la pandemia por coronavirus. En tanto, a continuación tratarán el proyecto de moratoria impositiva y previsional.
Los proyectos que modifican de forma temporaria la Ley 24.522 de concursos y quiebras, que determina la ampliación de los plazos procesales en el caso de los concursos acreedores y la suspensión de ejecuciones por 180 días, y que fueran presentados por diversos bloques, fueron debatidos esta mañana en la Comisión de Justicia de la Cámara baja.
Durante la reunión de labor parlamentaria que mantuvieron -previo a la sesión- el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y los jefes de bloque acordaron impulsar la iniciativa con la firma de todos los espacios -excepto la izquierda, que optó por la abstensión-.
La reforma de la ley de quiebras fue reclamada por diversas entidades empresarias para evitar que se sucedan decenas de quiebras cuando se normalice la actividad en la justicia.
Al inicio del debate, el diputado oficialista, Rodolfo Tailhade, destacó que se haya “podido avanzar a un acuerdo político en torno a un texto”.
En tanto, su compañero de bancada, Carlos Selva, destacó que “el proyecto original tenía plazo de cobertura hasta el 31 de diciembre y con muy buen criterio, los miembros de la Comisión de Justicia interpretaron razonablemente llevar este plazo hasta el 31 de marzo” de 2021.
El texto consensuado plantea la suspensión del cómputo de los plazos procesales regidos por la ley de quiebras por 180 días e indica que será el juez de cada proceso el que deberá fijar un nuevo cronograma.
Además, quedarán suspendidos “en pleno derecho y sin requerimiento de parte” los procesos de ejecución de cualquier tipo de garantías de obligaciones financieras; la totalidad de las subastas judiciales y extrajudiciales, incluidas las hipotecarias y prendarias; la prescripción y caducidad de los créditos.
También se prohíben “nuevos embargos sobre cuentas bancarias, excepto para el caso de los procedimientos de comprobación y pronto pago de créditos laborales, y créditos de origen alimentarios”.