Siete policías fueron detenidos este jueves por la persecución fatal en San Miguel del Monte en la que murieron cuatro jóvenes.

Los policías detenidos son el capitán Rubén Alberto García y el oficial Leonardo Daniel Ecilape, que participaron de la persecución, y los oficiales José Alfredo Domínguez, el oficial Mariano Ibáñez, Manuel Monreal, Cristian Righero y Juan Gutiérrez.

Previo a la detención, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, había informado la decisión de separar a 12 policías.

Además, este jueves se supo que el fiscal general de La Plata, Héctor Bogliolo, confirmó que la policía disparó contra el auto en el que se trasladaban los cinco jóvenes que chocó el acoplado del camión en San Miguel del Monte mientras eran perseguidos. Además aseguró que la joven que murió tenía un tiro en el glúteo.

“Se esta tratando en este momento de adelantar las pericias sobre los casquillos, una de las municiones que fue encontrada en el cuerpo de una de las chicas y las armas que fueron secuestradas a los policías”, el manifiesto el fiscal general, en diálogo con radio la Red.

Para el criterio del fiscal, el hecho “excede el ámbito del homicidio culposo (como inicialmente se caratuló la causa). Hay muchísimas filmaciones en poder del fiscal y elementos suficientes como papa poder reconstruir las circunstancias que rodearon a este hecho tan trágico”.

La policía dice que no respondieron a la voz de alto. Si eso hubiese ocurrido realmente, los chicos no creo que hayan podido escuchar -a mi juicio- ninguna voz de alto, por la manera que estaban cantando y demás. El hecho ocurrió el lunes cuando cinco jóvenes a bordo de un Fiat Spazio gris chocaron contra un acoplado estacionado al costado de la ruta nacional 3, a la altura de San Miguel del Monte.