El titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb), Marcelo Peretta, denunció “el extraordinario aumento de los precios de los remedios” y “la magnitud del poder de los laboratorios, que se expresa en la obligación solidaria de las obras sociales, las prepagas y el propio Estado si un paciente no puede afrontar el costo de un fármaco”.


Un documento firmado por Peretta reseñó que el ministro de Salud, Ginés González García, acaba de confirmar su preocupación ante “la recepción por parte del Estado de unos 10 amparos diarios para abonar medicamentos onerosos -el último por 15 millones de pesos-, lo que demuestra que esas decisiones judiciales obligan a pagar al laboratorio productor los remedios de nueva generación y sin probada eficacia, aunque con precios 50 o más veces superiores al de la vieja generación que se procura reemplazar”.