DEL ESCENARIO AL BAR

LUCIANO GUTIÉRREZ

0
321
“Mi gran sueño es grabar pronto un álbum de música instrumental y algunas canciones, es algo pendiente de hace tiempo”, aseguró.

Luciano es un referente de la música jazz y de la ejecución del saxo dentro de SJ. Fue alumno de Herman Moral Iglesias, miembro del legendario conjunto Jazz Ensamble. Sueña con grabar pronto un álbum de música instrumental. En marzo emprenderá un nuevo desafío en su vida: abrirá su propio local gastronómico.

Luciano Gutiérrez tiene 44 años. Nacido y radicado en SJ. La vocación por la música lo acompaña desde que tenía sólo seis años. A esa edad tuvo su primera profesora de piano. Además, heredó la afición de su padre, a quien le gustaba el tango, el folclore, el jazz, los boleros y sabía tocar el piano y la guitarra.
“En este momento estoy trabajando para abrir un bar el próximo mes de marzo y esa será mi primera experiencia a cargo de un proyecto así, lo cual significa un gran desafío”, destacó.
Cuenta que no tiene un nombre artístico, aunque varios apodos o sobrenombres. Igualmente, prefiero su nombre de pila, siempre.
Todo lo que hago como medio de vida está relacionado a la música y el arte.
Admite que siempre le costó definirse por un estilo musical particular. “Es decir que no soy un especialista en un sólo género, pero sí hay algunos en los cuales me siento más identificado y seguro a la hora de interpretar o improvisar como: jazz, rock, electrónico, tango, bolero, pop, etc”, asegura.
“Mis artistas favoritos son muchos, según el instrumento o el género. Pero si tuviera que nombrar a quienes más me influenciaron, serían Spinetta, Charly, Sting, David Sanborn, Phil Collins, Branford Marsalis, David Foster, Phil Woods, Bob James, etc”, destaca.
Para Luciano, “SJ hoy está creciendo mucho a nivel creativo, en todo el espectro de las artes, eso es digno de apreciar y necesario para destacar. Creo que debemos defender nuestro capital artístico y apoyar toda iniciativa que apunte a promover su desarrollo”.
Gutiérrez contó que para Reyes se disfrazó para visitar el Sanatorio acompañando a los Reyes Magos en un paseo por el internado. “Mi esposa es médica y de todas formas creo que indiscutiblemente la música es salud”.
En cuanto a proyectos, Luciano ahora está “intentando dedicar tiempo para la composición y el estudio del instrumento, ya que es una etapa de menos trabajo”.
En cuanto a los meses de cuarentena, Luciano dice que no se “reinventó” frente a la pandemia, sino que encontró algunas respuestas y oportunidades que lo llevaron por otros caminos alternativos. Pero, más que reinventarse fue redescubrirse como artista.
“Mi gran sueño es grabar pronto un álbum de música instrumental y algunas canciones, es algo pendiente de hace tiempo”, aseguró.
Además del saxo y el piano, Luciano toca la guitarra, el chelo y algunos instrumentos de percusión.