En 2007 Argentina perdió con Francia por el tercer y cuarto puesto del mundial, luego de mucho tiempo el equipo nacional se vuelve a ver las caras con los Galos. Hoy a las 4.15 será el encuentro en la primera fecha.

Francia y Argentina se ven las caras en un Mundial doce años después de las dos victorias de los Pumas en suelo galo en 2007. Aquellos dos triunfos albicelestes, el último en el partido por el tercer puesto, fueron un duro golpe para los Bleus.

Sin volver a encontrarse en 2011, donde Francia fue finalista, o en 2015, en que Argentina fue cuarto, la revancha llega en Japón-2019, hoy en Tokio (07.15 GMT-04.15 de Argentina), en el debut de ambos en este Mundial.

Pese a tratarse de un debut, con aparentemente poco en juego, el duelo es engañoso ya que se trata de un partido casi decisivo para ambos.

Encuadrados en el Grupo de la Muerte, junto a Inglaterra, que luce como favorito en esta llave C, Francia y Argentina parecen destinados a lucha por la segunda plaza de la zona, última que da acceso a cuartos de final.

Por tanto, en este grupo que completan Tonga y Estados Unidos, este duelo entre Francia y Argentina aparece como un octavo de final encubierto, siempre que se respete la lógica, e Inglaterra, consistente este año, mande al final en la llave.

Francia llega bajo de moral a este Mundial, con su cuarto puesto en el Seis Naciones, tras solo dos victorias y tres derrotas, y sin recuperarse todavía del humillante revés en cuartos de final del Mundial de 2015 ante Nueva Zelanda (62-13).

Argentina, en cambio, llega con la moral alta, tras el segundo puesto de los Jaguares, base de los Pumas en este Mundial, en el último Super Rugby.

“Una de las claves será el aspecto mental. Y poder hacer lo que queremos hacer. Eso es lo que te da confianza y te hace andar con ese pie adelante mentalmente. Tenemos una idea de lo que queremos hacer y eso es lo importante”, afirmó este jueves, el técnico argentino Mario Ledesma.

Nicolás Sánchez será el apertura el sábado en el equipo argentino, mientras que Juan Figallo ocupará el puesto de pilar derecho, en un equipo que completarán trece jugadores de los Jaguares, que estuvieron en la final del Super Rugby perdida ante los neozelandeses de Crusaders (19-3) en julio.

Sánchez, del Stade Français, y Figallo, del Saracens inglés, son los dos únicos jugadores que militan en clubes extranjeros, junto a Benjamín Urdapilleta, del Castres francés, que también ocupa del puesto de apertura.

Ledesma ha preferido para el debut la experiencia en esta competición de Sánchez (30 años) y Figallo (31), que disputan su tercer Mundial, frente a Urdapilleta (33) y Santiago Medrano (25), sin bagaje en este torneo.

Prueba de la confianza de Ledesma en la experiencia es que solo cinco de los quince titulares no tienen bagaje mundialista, por diez entre los franceses.

Entre ellos, Romain Ntamack, que será el apertura en Francia, mientras que la dupla de centros estará formada por Gaël Fickou y Virimi Vakatawa, también debutante.