La base de datos de Daniel’s Hosting (DH), el mayor proveedor de servicios de la dark web, se ha filtrado este domingo, lo que ha expuesto información sensible de miles propietarios y usuarios de portales web.

El hacker responsable de esta filtración obtuvo la base de datos tras acceder a DH a principios del pasado mes de marzo, con el consiguiente cierre de este proveedor y de unas 7.600 webs que usaban sus servicios, según explican en el portal ZDNet.

Esta información permitiría vincular a los usuarios de los correos electrónicos a determinados portales de la dark web, según ha informado la empresa de seguridad Under the Breach al portal citado. También podría ayudar a las fuerzas policiales a localizar a individuos involucrados con actividades ilegales.