Ante el crecimiento de la modalidad escruche los sanjuaninos optan por buscar opciones que los lleven a proteger a sus domicilios. Sistemas de alarmas sonoras, servicios monitoreados, rejas de todo tipo, son algunas de las opciones que tienen en cuenta.
El escruche se ha convertido en el delito que preocupa a las fuerzas de seguridad de todo el país. De hecho esta modalidad de robo no es ajena en la provincia y son cada vez más los damnificados que sufren las consecuencias de los malvivientes que desvalijan las casas. Fuentes consultadas indicaron que esta modalidad se hace más fuerte en los últimos tiempos dado la crisis que se vive en materia económica en el país. De hecho los malvivientes optan por esta modalidad con el objeto de obtener elementos que puedan reducir por poco dinero y de esa forma hacer dinero rápido y con mínimo riesgo. De hecho, se considera que el incremento de cámaras de seguridad en la provincia llevó a que los ladrones opten por operar en zonas periféricas donde tienen menos controles y la presencia policial es escaza. Esto lleva a que, a pasar de la crisis, haya un incremento en las consultas y adquisiciones de equipos de seguridad para proteger a las viviendas.
Esto ha llevado a que las personas tengan que reforzar las condiciones de seguridad de sus viviendas e inclusive a tener que pagar sistemas de alarmas para no ser víctimas de los ladrones. En la actualidad un sistema de alarma monitoreado por la empresa para una casa pequeña implica que el cliente tenga que pagar alrededor de 3000 por mes. La empresa le da al usuario el kit de seguridad en comodato y le cobra una cuota mensual por la prestación del servicio. De hecho se pueden obtener descuentos por seis meses en el servicio lo que lleva a que en una primera etapa el costo ronde los 2000 pesos. Esto lleva a que la persona tenga que contar con alrededor de 35 mil pesos al año para pagar por seguridad.
Por otro lado, si el usuario no puede acceder a este sistema con un costo mensual, puede comprar un kit de seguridad con dos sensores de movimiento, sensores magnéticos para las ventanas y sirena sonora interior por un monto aproximado de 20.000 pesos, a esto se le tiene que sumar el costo de instalación de las alarmas, que en la provincia ronda en los 4.500 pesos. Vale marcar que este tipo de alarmas es solo disuasivo y como máximo pueden tener un sistema de comunicación on line al celular del propietario del domicilio y será este quien tenga que hacer un llamado a la policía para que vaya ante la presencia de delincuentes en su hogar. Vale marcar que también hay otros sistemas de seguridad por menor costo en cuanto a alarmas.
Si la persona no tiene rejas protección en las ventanas o en las puertas de ingreso al domicilio, tienen que hacer también una importante inversión. En la actualidad una reja para una ventana con doble hoja tiene un costo de alrededor de 6000 pesos, si la casa tiene cuatro ventanas se debe contar con aproximadamente 25 mil pesos para hacer la protección. A esto se le tiene que sumar que una reja para una puerta de hoja simple tiene un costo superior a los 10 mil pesos.