Pasadas las 23.30, un joven de apellido Balmaceda y sus dos hijos de 5 y 3 años se encontraban sentados en un banco ubicado en la vereda de calles Aberastain y calle 11, en pleno corazón de Pocito.

De pronto una camioneta Toyota Hilux apareció repentinamente y los embistió. Como consecuencia, los menores sufrieron algunas fracturas y debieron ser hospitalizados.
Personal policial de la Seccional Séptima arribó al lugar y encontraron el vehículo que había ingresado a la vereda.

Identificaron al conductor con el apellido Fernández, quien fue trasladado a la comisaría para iniciar las averiguaciones. Algunos testigos afirmaban que iba corriendo “picadas”, pero eso era motivo de investigación.