Los ingresos de este mes sumaron $ 5.230,5 millones, un 32,4% más que en abril pasado y un 8,1% superior respecto a mayo de 2019. No obstante, en términos reales, estos ingresos significan una caída cercana a 26 %, según datos del ministerio de Economía de la Nación

La cuarentena, la consecuente parálisis económica y su impacto en las recaudaciones inciden sobre los ingresos provinciales, tal como mostraron las cifras de marzo y abril pasados.
Hasta el viernes pasado, los datos muestras que mayo no fue la excepción, aunque las transferencias automáticas de recursos de origen nacional (coparticipación, leyes especiales y compensación del Consenso Fiscal) a San Juan tuvieron un crecimiento mensual y también interanual el 8%, con relación a igual mes del año pasado.
Además, respecto a abril de 2020, los recursos captados crecieron un 32,4%, lo que marca que en términos nominales fueron $1.280 millones más a los $3.950 millones que llegaron en abril último.
Al comparar dicho crecimiento con la inflación registrada, (45,6% según últimos datos oficiales), San Juan tuvo ingresos, en términos reales por debajo de igual mes de 2019 en alrededor de -$1.800 millones, según destaca un informe en base a los datos oficiales publicados por la Dirección Nacional de Asuntos Provinciales, del Ministerio de Hacienda de la Nación, y del INDEC.
Los ingresos de San Juan este mes totalizaron $5.230,5 millones. El crecimiento mensual interanual fue de 8,1% respecto a mayo de 2019. Ajustando por inflación, en términos reales porcentuales la caída es de -26,5%, que, traducida en pesos, significa que San Juan resignó $1.885 millones, en base a los datos inflacionarios de abril 2020.
De acuerdo a los especialistas, mayo es históricamente uno donde las transferencias crecen considerablemente producto de mayores recaudaciones de algunos de los conceptos que componen los ítems de transferencias.
En cuanto a la pérdida de recursos en términos reales en las demás jurisdicciones, la Provincia de Buenos Aires registró la mayor caída (-$13.040 millones) mientras que Tierra del Fuego fue la provincia con menor retracción (-$642 millones).
San Juan quedó en el lote de jurisdicciones con caídas reales por debajo de los $-2000 millones, en un contexto de mantenimiento de la cuarenta obligatoria y con una economía todavía frenada, pese a ciertas flexibilidades, tal como los muestran los números de la recaudación impositiva y las transferencias automáticas a las provincias.
Los $1.885 millones de pérdida estimada para San Juan la posiciona como 14º en el país en cuanto a disminución real y segunda más baja del Cuyo, después de Mendoza y por encima de San Luis, en línea con sus guarimos de distribución de recursos.
Ninguna jurisdicción del país tuvo crecimientos nominales por encima de los nueve puntos porcentuales respecto al mismo mes del año anterior: Santa Cruz es la más creció (+8,5%); otras quince jurisdicciones crecieron entre 8,4% y 8,0%; y ocho crecieron por debajo de los ocho puntos: CABA, Córdoba, Santa Fe y San Luis crecieron entre 5,4% y 5,1%, siendo los más bajos del país y, por ende, tienen las mayores caídas si se la mide en términos reales.
En la comparación mensual, las 24 jurisdicciones crecieron entre 27% y 35%, destacando el informe que la estimación de pérdidas reales se realizaron los datos oficiales de inflación de abril 2020 (último disponible), por lo cual, una vez conocidos los datos de mayo 2020, los mismos se reajustarán con ello, pero no tendrían significativas diferencias.