Cómo sobreviven los pilotos con los motores apagados

EN MEDIO DE LA PANDEMIA

304

Los representantes a nivel nacional Facundo Della Motta (Turismo Carretera), Fabricio Persia (Top Race), Tobías Martínez (TC Pista Mouras) y los hermanos Leanez (Turismo Nacional) hace tres meses que no aceleran y generan ingresos. Las máquinas están paradas y gracias a los sponsor sostienen los gastos fijos de los autos.

 

Las máquinas están paradas y con los motores apagados. Desde marzo que el automovilismo se frenó por la coronavirus y las competencias todavía no tiene fecha de reinicio.

San Juan cuenta con varios corredores que militan en categorías nacionales que apenas lograron correr algunas fechas.

Facundo Della Motta (Turismo Carretera), Diego y Facundo Leanez (Clase 2 Turismo Nacional), Tobías Martínez (TC Pista Mouras) y Fabricio Persia (Top Race V6) contaron que gracias al aporte de los sponsors privados han podido subsistir.

Para afrontar las 15 fechas de la fase regular y luego los play off del TC, por temporada Facundo Della Motta necesita $25.000.000.

En el caso de los hermanos Diego y Facundo Leanez, cada uno gasta $7.200.000 al año en las 12 carreras que tiene el calendario anual del TN, que también tiene en sus filas de la Clase 2 a A. Bonomo.

En el Top Race, una categoría que a pesar que perdió prestigio sigue siendo cara, Fabricio Persia debe tener $9.600.000 para decir presente en las 12 fechas de la temporada. Y por último el joven talento que tiene San Juan, Tobías Martínez saltó de la Fórmula 2.0 Renault al TC pista Mouras, una categoría costosa. Por año Tobías debe tener $4.800.000 para correr las 16 carreras.

Estos números no solo incluyen la carrera, sino también gastos de hotel, transporte, comida, logística y mecánica. Los anunciantes hacen sus arreglos por carrera, en su gran mayoría, hoy con los autos parados solo algunos siguieron aportando a la causa para mantener vivos a los corredores locales.

Gracias a los sponsors los corredores sanjuaninos sobreviven en esta pandemia que mantiene frenada a la actividad automovilística.

 

Della Motta: “He tenido que sacar plata de mi bolsillo”

>> El único representante sanjuanino en la categoría más popular del país, Facundo Della Motta solo disputó dos fechas este año. Cada carrera le cuesta $1.500.000 y los 12 sponsors privados que tiene, además del Gobierno de San Juan, le dejan $1.700.000 por mes. “Hoy está todo parado y algunos sponsors privados han podido ayudarme. El arreglo con ellos es por carrera y no les puedo exigir si no se está corriendo. Es más he tenido que sacar de mi bolsillo para seguir manteniendo al equipo, solo alrededor de 20 personas que se quedaron sin trabajo cuando se paró el automovilismo”, contó.

Facundo Leanez: “Se corra o no, tenemos gastos fijos”


>> Los hermanos Facundo y Diego Leanez, que aceleran en la Clase 2 del TN, solo corrieron dos fechas, en Bahía Blanca y La Pedrera.
Ellos tienen su propio equipo y eso genera un costo fijo de taller $150.000 todos los meses “se corra o no”, señaló Facundo. Correr en el TN no es nada barato, por fecha cada uno tiene que disponer de $600.000 para poner en marcha el motor. El acuerdo con los anunciantes son por carrera, por mes reciben cerca de $70.000 en sponsors privados.”Algunos pudieron seguir aportando. De todas maneras tenemos 8 personas que mantener en el taller”.

Tobías Martínez: “Solo un sponsor siguió ayudando”

>> Tobías Martínez corrió solo dos fechas de las 16 que tiene en esta temporada, en Concepción del Uruguay y La Plata. Cada carrera le cuesta $300.000 y los sponsors privados absorben el 30% de importe que incluye transporte, hotel, logística y comida.
“Los arreglos con los sponsors son por carrera o temporada. Los que han podido me han seguido ayudando en esta cuarentena, por ejemplo Portho Gelatto. El resto dejó de apoyarme por la crisis. Se hace difícil y el cuando el automovilismo regrese va a ser todo muy complicado”, sostuvo Tobías que espera ansioso que vuelva la actividad.

 

Fabricio Persia: “Los auspiciantes me dieron una mano”

>> Fabricio Persia, campeón del Series, subió a la categoría mayor y acelera en el V6. Este año solo se corrió una fecha en Concepción del Uruguay, la misma le generó un costo de $800.000; luego se suspendió el resto por la pandemia.
Fabricio corre para un equipo y según pudo aclarar “estando parado el auto no gastás. La mayoría de mis sponsor han darme una mano en esta cuarentena, ya que en el inicio de la temporada afronté muchos gastos normales de comienzo de temporada”, explicó Fabricio Persia que tiene a su hermano Ariel que fue campeón del Junior y este año subió al Top Race Series.