Este fue el principal motivo por el cual solo el rubro alimentos registró un alza mucho menor a la nacional, según explicó el secretario de Gestión Pública de la provincia, Andrés Rupcic.

El secretario de Gestión Pública de la provincia Andrés Rupcic destacó que en la provincia el IPC de octubre (2,6%) fue menor que el nacional (3,3%) por el bajo porcentaje de incremento del rubro alimentos y bebidas no alcohólicas que solo registró un alza del 1,6%. El principal motivo de este bajo incremento fue la decisión de muchos comerciantes de no trasladar precios para no perjudicar aún más las ventas.

“Lo que explica que nosotros estemos por debajo del IPC general comparado con el que publica INDEC es que el rubro de bebidas y alimentos tuvo solo un incremento del 1,6% y ese rubro explica casi el 31% en los ponderadores nuestros y tiene un peso significativo grande”, explicó el funcionario en diálogo con Canal 35 HD. “La información que hemos levantado cuando fuimos relevando precios es que los comerciantes que venden estos productos de alguna manera han absorbido el potencial aumento de precios que había priorizando el sostenimiento de las ventas. Eso ha hecho que el crecimiento fuera de solo el 1,6% y al tener un peso significativo hace que el índice de precios general se encuentre por debajo del índice nacional”, dijo Rupcic.

Vale destacar que a nivel nacional el mismo rubro registró un incremento del 2,5% y en Cuyo del 2,2%. Por lo que en estos 10 meses acumula en el caso local un alza del 44,1%. Mientras que a nivel nacional el alza acumulada es del 44,4% y en Cuyo para este mismo rubro 45,6%.

Sobre la baja en las ventas, Rupcic indicó “tenemos estadísticas que hasta publica el propio INDEC donde se evidencia una caída significativa en las ventas en supermercados, si uno analiza diferentes variables económicas no hay ninguna que se salve. En este caso de las ventas la información cualitativa que nosotros levantamos se ve reflejada por información cuantitativa y dejan de ser percepciones y pasa a ser realidad”.

En cuanto a que pasará con el IPC en los meses que restan para cerrar el 2019, Rupcic indicó que “hay inercia inflacionaria y las últimas variaciones de agosto a esta parte con un componente político muy fuerte asociado a las expectativas. Uno esperaría que los indicadores de inflación al menos hasta diciembre no varíen mucho de los valores que hemos tenido actualmente salvo que haya otro shock pero en principio no deberíamos tener valores distintos a estas tasas que hemos venido registrando”.