China mostró por primera vez avanzadas armas en su aniversario

HISTÓRICO DESFILE

101

El presidente Xi Jinping dejó claro su mensaje ayer, en el 70 aniversario de la llegada de los comunistas al poder: China ya no es el país que tomó Mao, empobrecido y humillado internacionalmente.
Xi presidió su quinto desfile militar y el mayor en la historia de China, en una muestra del poder que ha logrado el país -y, por ende, el gobernante Partido Comunista chino-, en un época con grandes desafíos: entre ellos, Hong Kong, donde las celebraciones fueron empeñadas por protestas a favor de la democracia y una violencia inédita en la región desde que pasase a manos chinas en 1997.
En el desfile militar en Pekín, coreografiado hasta el más mínimo detalle y presenciado por la plana mayor del gobierno, participaron más de 15.000 efectivos militares y el 40% de armamento fue mostrado al público por primera vez, según medios oficiales.

“La fuerza para lograr el sueño”
Como era de esperar, China desveló nuevos vehículos aéreos no tripulados y sistemas de misiles de última generación, que captaron especialmente la atención de los expertos.
Los altos cargos del gobierno y del Partido Comunista presenciaron desde la Puerta Celestial de la Ciudad Prohibida el desfile militar.
Puede transportar hasta 10 cabezas nucleares -cada una de ellas con un objetivo independiente-, según destacaron los medios oficiales.
La muestra de los DF-41 es un mensaje al mundo de que China “tiene poder nuclear suficiente y fiable estratégicamente para responder a cualquier tipo de chantaje nuclear de cualquier país”, señaló el diario oficialista The Global Times, de inclinación nacionalista, citando a expertos militares locales.
Un enorme retrato de Xi Jinping también se mostró en el desfile.
En el evento también se mostró otro sistema de misiles balísticos, el DF-17, que incorpora un vehículo de planeo hipersónico y que puede transportar carga nuclear y convencional.
Este tipo de armamento, que los especialistas comparan con el sistema Avangard de Rusia, tiene la capacidad de evitar de manera eficaz los sistemas de defensa de misiles.
En este caso, los DF-17 hicieron su debut ante el público equipados con una ojiva convencional, según medios oficiales.
Para China, según los expertos, el desfile también fue una muestra de poderío ante Estados Unidos.
Algunos expertos citados por la prensa estadounidense destacaron que se trata de un arma única, que Occidente no ha conseguido aún.
En la televisión nacional china CCTV, los presentadores describieron el arsenal de misiles de China como “la fuerza para lograr el sueño de un país y un Ejército fuerte”.