Casi 40 mil puestos de trabajo se han perdido en región de Coquimbo

CHILE

147

Un total de 38.528 empleos se han destruido en la zona desde el año pasado hasta el último trimestre febrero-abril, producto de la crisis sanitaria y el estallido social de octubre, según un informe realizado por el Observatorio Laboral de la Región de Coquimbo.
En el documento se advierte además que más del 60% de los trabajadores están ocupados en rubros productivos que tienen un riesgo que va de moderado a alto, de poder sufrir contracciones a raíz de la pandemia y por ende, de estar más expuestos a quedar cesantes. 38.528 puestos de trabajo son los que, hasta el mes de abril, se han perdido en la Región de Coquimbo, producto primero, del estallido social del 18 de octubre y de la pandemia del Covid-19 posteriormente y hasta el día de hoy.
Así lo deja en claro un informe elaborado por el Observatorio Laboral de la Región de Coquimbo, iniciativa del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence, y financiado por la OTIC de la Cámara Chilena de la Construcción, y que ejecuta la Universidad Católica del Norte.
Si bien, las cifras que evidencian el alza dramática de la desocupación en la región –que equivale al 10,6% en el último trimestre febrero-abril – ya eran de sobre conocidas, sin duda que en números absolutos se logra visualizar de mejor manera el golpe que tanto, la pandemia como antes, el estallido social, han generado en la economía regional.
Así, en la Región de Coquimbo, los ocupados han pasado, en igual periodo del año anterior, de 378.317 personas a los actuales 339.789, representando una caída del 10,2%. Los inactivos en tanto, suman un total de 281.304 personas (42,5%).
En este caso, ha sido el sector informal de la economía local –que representa el 30,6% de la fuerza laboral regional – el que más ha presionado con la destrucción de empleo en la zona, con una caída del 22% respecto a igual periodo del año anterior, versus una caída de “sólo” el 3,8% del sector formal.

Incertezas
Desde esta perspectiva, quizás lo peor que muestran estos números es, además de que representan personas que han quedado sin una fuente laboral, es que aún no se ve una luz al final del túnel, pues mientras la expansión de los contagios por coronavirus se mantengan al alza o en números significativos, las restricciones para desarrollar actividad económica se van a mantener afectando aún más el empleo.
En efecto, para Pablo Pinto, académico y director del Observatorio Laboral de la Región de Coquimbo el escenario económico “lamentablemente está dependiendo de cómo evolucione el manejo sanitario.