Fue en junio como consecuencia de la recesión. El nivel es inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (61,8%). En automotrices es el peor resultado del sector.

Como consecuencia de la recesión, el uso de la capacidad instalada de la industria volvió a caer en junio, al 59,1%, mientras en el caso de las automotrices bajó al 34%, el peor resultado del sector, informó el INDEC.

El nivel general es inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (61,8%). En junio se interrumpió la mejora alcanzada en abril y mayo últimos, según la estadística oficial.
Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general fueron industrias metálicas básicas (80,2%), refinación del petróleo (73,8%), papel y cartón (68,7%), productos minerales no metálicos (67,1%) y productos alimenticios y bebidas (59,8%).

El bloque correspondiente a edición e impresión registró un nivel de utilización similar al general (59,1%).

Los bloques sectoriales por debajo del nivel general de la industria fueron sustancias y productos químicos (57,2%), productos del tabaco (54,6%), productos textiles (53,5%), productos de caucho y plástico (50,1%), la industria metalmecánica excepto automotores (48,2%) y la industria automotriz (34%).

El bloque de alimentos y bebidas registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 59,8%, en junio de 2019, superior al de junio de 2018 (59,1%).

El mayor nivel de utilización del bloque se explica por el incremento registrado en la molienda de cereales y oleaginosas.

La industria automotriz registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 34%, inferior al de junio de 2018 (47,7%), vinculado a la menor cantidad de unidades fabricadas por las terminales. La industria metalmecánica excepto automotores presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 48,2%, menor al registrado en junio de 2018 (53,6%).