“Los adultos estamos sin brújula, estamos viviendo tiempos difíciles, lo que hacemos mal como padres nos hacen creer que está bien, que no hay consecuencias. Los hijos necesitan a sus padres, que les inculquen valores, respeto, solidaridad y empatía”, señaló la profesional.

Mañana a la tarde en el Centro Cívico habrá una charla para prevenir noviazgos violentos, a cargo de la licenciada Alejandra Cordero, quien dijo que “la falta de valores en la sociedad deriva en el bullying y en la violencia que se naturaliza en la casa, en la escuela y luego se traslada a las relaciones de pareja”.

 

Mañana a las 18 hs en el núcleo del 3er piso del Centro Cívico, la Licenciada Alejandra Cordero brindará una charla para prevenir noviazgos violentos.

La profesional de la Dirección de la Mujer brinda diferentes capacitaciones que abordan temáticas como la sexualidad, el aborto, la violencia, el machismo, entre otras.

Señaló que “es importante llegar con la información a tiempo antes que los jóvenes lleguen a la violencia de género. Se les da a conocer ítems sobre conductas violentas para conocer cómo se expresa y las consecuencias para prevenirla y construir vínculos sanos entre hombres y mujeres”.

Según la profesional, “ha crecido mucho el bullying en las escuelas que también es violencia, uno busca empoderarlos en su autoestima, potenciarlos en su seguridad como personas”.
“Las parejas de jóvenes tienen naturalizadas conductas como la falta de secretos entre ellos, controlar la vestimenta, o hasta qué hora están en línea, preguntar prepotentemente con quién o dónde estás, todas son conductas violentas”.

Además, es importante identificar la manipulación, el chantaje, los celos, exigir un trato de respeto, tener una relación con alguien no los convierte en dueños de sus vidas, la comunicación y el respeto como pilares básicos de una relación que puede ser pasajera o duradera.

“La violencia en el noviazgo se da por la falta de seguridad como personas, cuando empieza la falta de respeto la dejan pasar creyendo que es algo natural”. Para Cordero, socialmente se percibe la falta de valores, y la falta de respeto en cuanto a las diferencias, el no respetar el pensamiento ajeno, el color de piel, la clase social o la orientación sexual. “Piensan que es natural insultarse, agredirse, controlarse todo el tiempo, exigirse más de la cuenta, el miedo se incorpora en la relación, el miedo a la agresión si dejan a la pareja, se da la manipulación a través del sentimiento de culpa”.
En cuanto a estadísticas, son más las mujeres víctimas de violencia pero también se da violencia de mujeres hacia hombres.
“La pérdida de valores se ve en las familias. Nuestros hijos están expuestos a patrones externos, distintos a los que les presentamos como padres que se tornan cada vez más complejos. Los adultos estamos sin brújula, estamos viviendo tiempos difíciles, lo que hacemos mal como padres nos hacen creer que está bien, que no hay consecuencias. Los hijos necesitan a sus padres, que les inculquen valores, respeto, solidaridad y empatía; muchas veces por la falta de tiempo para nuestros hijos se produce la poca atención. Los padres no estamos atentos a la crianza de nuestros hijos y por eso se genera la falta de valores”, expresó.

Alejandra Cordero es Licenciada en Gestión Educativa, Profesora en Psicología y Ciencias de la Educación, Diplomada en Criminología, Especializada en Educación Sexual Integral.

Además, es la encargada del Área Salud y Coordinadora del Programa de Prevención, Concientización y Sensibilización en la violencia de género en la Dirección de la Mujer dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social.