El finlandés, que logró su octava victoria en la F1, se impuso en el inicio de temporada en Austria. El último campeón Hamilton llegó segundo, pero fue sancionado y Leclerc se subió al podio junto a Norris.

 

 

 

 

El finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) mantuvo su gran ritmo de todo el fin de semana de competencia para imponerse de punta a punta en el Gran Premio de Austria, que significó la primera carrera de la temporada 2020 de Fórmula 1, que vio afectado su calendario por la pandemia del coronavirus.
Bottas, en el circuito de “Red Bull Ring” sin público, arribó primero luego de las 71 vueltas, escoltado por el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) y el británico Lando Norris (McLaren).
El vigente y séxtuple campeón, el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), primero fue sancionado antes de la largada (lo que lo retrasó del segundo al quinto lugar) y luego fue penalizado por toques con Alex Albon y el mexicano Sergio Pérez. Por su parte, Sebastian Vettel, quien partió desde el puesto 11 de la grilla, superó a Stroll y se ubicó octavo. A su vez, el hombre de Racing Point debió desertar por problemas en su auto.
La próxima competencia de la máxima categoría del automovilismo mundial será el domingo 12 de julio en el mismo escenario.
En el regreso de la Fórmula 1, Mercedes mostró su dominio y Bottas se alzó con la victoria en el circuito de Austria, que en la próxima fecha repetirá su escenario.

Hamilton sancionado

Primero fue absuelto, pero tras una nueva reclamación de Red Bull Racing, los comisarios FIA del Gran Premio de Austria decidieron sancionar a Lewis Hamilton con tres posiciones, por no hacer caso de una bandera amarilla.
Al final de la carrera Hamilton terminó segundo en la pista, detrás de Bottas, pero la decisión de los comisarios deportivos de darle cinco segundos de penalidad lo bajaron del podio -quedó cuarto-, en una carrera con varias polémicas para analizar.

Un mensaje contra el racismo

Los pilotos de la Fórmula 1 se sumaron al movimiento en contra del racismo en la grilla previa al Gran Premio de Austria. Algunos pilotos se arrodillaron y otros prefirieron quedarse de pie.
Todos los pilotos llevaron puesta una remera que tenía el mensaje “End Racism” y en plena recta principal algunos protagonistas como Lewis Hamilton, Sebastian Vettel, Lance Stroll, Romain Grosjejan, entre otros, decidieron arrodillarse. Mientras que otros se mantuvieron de pie.
Charles Leclerc fue uno de los pilotos que no se arrodilló en la grilla