El director de Infraestructura Escolar informó que se avanzó en las obras de la escuela Normal Sarmiento. Reconoció que una intervención integral del establecimiento es de alto costo y tendría que hacerse cargo la Nación por ser Patrimonio Nacional. El dictado de clases es normal.

Para lo intervención en la Escuela Normal y hacerle las refacciones correspondientes se armó una comisión integrada por la Dirección de Obras Menores, la dirección de Infraestructura Escolar y la dirección de Relevamiento de Necesidades Edilicias y la dirección de Patrimonio. Ellos coordinan las acciones, las informan a nivel nacional y luego se hacen los trabajos respectivos.

El estado edilicio de la Escuela Normal Sarmiento tomó relevancia cuando se cayó mampostería en algunas aulas, lo que llevó a clausurarlas por unos días. A partir de ahí se tomó conciencia sobre las necesidades de este monumento histórico que fue obra de Domingo Faustino Sarmiento.

Sobre como se viene trabajando en el establecimiento, el director de Infraestructura Escolar manifestó que “hasta el momento se hizo la primera etapa que es la consolidación de lo que estaba suelto para poder evitar el riesgo de accidentes y daños. También se están retirando molduras o parapetos que están sueltos y que se corre el riesgo que en algún movimiento sísmico se desprendan y puedan generar algún inconveniente mayor”. Todos estos trabajos se coordinan con Nación, que “es quien da las habilitaciones para cada intervención”. El funcionario explicó que “los trabajos que se van a realizar serán por alas y frentes. Lo que está suelto se va a desprender todo por el riesgo”. De hecho los trabajos son por sectores pues “se utilizan técnicas especiales que no cualquier persona las puede hacer”.

Contó que “lo que se baje se depositará en algún lugar conveniente para su preservación se hace la restauración, se vuelve a subir y se empieza por otro frente”.

Esto es más allá de “una intervención integral del establecimiento que tendría otra envergadura y otro plan de trabajo. Pero esto se tienen que coordinar desde la coordinación educativa”.

El funcionario manifestó que “de acuerdo a los trabajos que se están haciendo no se puede determinar el tiempo de trabajo, porque no solo depende de las aprobaciones que se logren con monumentos nacionales, sino también con los presupuestos. Sabemos que va a demandar un presupuesto elevado y se tendrá que hacer uso de los recursos en la medida que se pueda”, puntualizó.