El ministro Astudillo recibió a los representantes de la Unión Obrera Ladrillera.

El Gobierno de San Juan reglamentó el año pasado la Ley 1601-J, denominada Programa Provincial de Promoción y Regularización de la Actividad Ladrillera Sanjuanina.

El objetivo de la norma es que las dependencias y organismos públicos encargados de contratación de obras públicas provinciales podrán contratar como proveedores a ladrilleros artesanales. Asimismo los productores artesanales de ladrillo deberán inscribirse en el Registro Provincial de Ladrilleros Artesanales. En este sentido el ministro de Minería, Carlos Astudillo, se reunió con representantes de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA) para avanzar en la creación de este registro.
Con el fin de prosperar con el padrón de productores, el ministerio como autoridad de aplicación podrá celebrar acuerdos que tengan como fin la creación de polos de producción ladrillera, pudiendo verificar y determinar la ocupación de espacios, técnicas y volúmenes de producción, los estándares laborales y de la comercialización del ladrillo sanjuanino que mejoren la participación de los trabajadores en los beneficios que genera la actividad.