Aumentó el retiro de medidores de electricidad

DE ENERO A OCTUBRE DE 2019

41

Este año la interrupción del servicio de energía afectó a 1.052 suministros más que en los primeros 10 meses de 2018. Representa unos 430 medidores por mes sobre un total de 235.000 suministros.

 

En lo que va del 2019 (enero a octubre), Energía San Juan ya retiró 4.299 medidores de electricidad, unos 1.000 más que en igual período del año pasado. Eso representa un 32,40 por ciento más elevado. En la provincia existen 235.000 suministros activos, por lo tanto el corte de servicio en los primeros 10 meses de 2019 es en promedio de unos 430 retiros por mes.
Esto se debe a la falta de pago de las facturas a la empresa distribuidora Energía San Juan SA.
De acuerdo a los datos suministrados por el Informe de Calidad Comercial que la distribuidora remite periódicamente al EPRE (Ente Provincial Regulador de la Energía Eléctrica), el año pasado se retiraron 3.247 medidores, mientras que en el actual ya suman 4.299, es decir 1.052 más.
En la discriminación mes por mes se detecta que el mes de septiembre se contabilizó la cifra más alta del 2018 con 424 medidores retirados, en tanto que en 2019 el número más alto se registró en agosto con 607, es decir una diferencia de 183 más, lo que hace un porcentaje de 43,16 por ciento más alto.
Sin dudas éstos números muestran la incidencia directa que ha experimentado la actual situación económica por la que atravieza el país y los marcados aumentos que se han producido en las facturas de consumo.
Por ésta razón desde Energía San Juan y el EPRE alertan sobre la normativa de aplicación vigente para éstos casos. El Régimen de Suministro en el Artículo 5º) inciso a) prevé que “transcurridos cinco (5) días de mora, la distribuidora se encuentra facultada para disponer la suspensión del suministro de energía eléctrica al deudor moroso, previa comunicación al mismo con no menos de veinticuatro (24) horas de
anticipación.”
En estos casos, el artículo 8º del Régimen de Suministro prevé que “Los suministros suspendidos por falta de pago de las facturas emitidas, serán restablecidos una vez abonadas las sumas adeudadas y la tasa de Rehabilitación. La rehabilitación del servicio deberá efectivizarse dentro de las veinticuatro (24) horas de producido el pago”. En la mayoría de los casos de suspensión, el usuario de inmediato abona la o las facturas y la Distribuidora procede de inmediato a la rehabilitación conforme lo prevé el régimen.
En aquellos casos en que luego de la suspensión, el Usuario no regulariza su deuda, la Distribuidora puede proceder al retiro del medidor. Al respecto el artículo 7º) del Régimen de Suministro prevé que el retiro se realizará: “…Cuando la distribuidora hubiera suspendido el suministro por la situación prevista en el Artículo 6º precedente, y el titular y/o usuario, transcurridos treinta (30) días desde la fecha de dicha suspensión, no hubiera solicitado la rehabilitación del servicio…”, según informa el comunicado emitido por el EPRE.
En abril de éste año se produjo un pico de retiros, bajó en junio, volvió a escalar en julio y agosto, para mostrar una pronunciada caída en septiembre y el mes pasado, como muestra el gráfico.
En lo que va del 2019 en el departamento donde más retiros se han ejecutado es en Rawson que encabeza las estadísticas con 820 medidores, seguido de Chimbas con 768 y Capital con 431.
En tanto, en 2018 el que encabezó el ránking fue Chimbas con 758 retiros (apenas 10 menos que en la actualidad), seguido de Rawson con 629 (sensiblemente menor a éste año) y de Capital con 461 (30 menos).