Silvina Rosso de Balanza y Daniel Galvani. Prestaron ayer juramento como nuevos integrantes de la Cámara Penal.

En la mañana de ayer, en un acto que se desarrolló en la Corte de Justicia, Silvina Rosso de Balanza juró como jueza de la Sala Tercera de la Cámara Penal, mientras que Daniel Galvani hizo lo propio como fiscal de Cámara Penal.

Rosso de Balanza, que se venía desempeñando como magistrada en el Cuarto Juzgado Correccional, y Galvani, que era el titular de la Fiscalía de Instrucción 2, fueron recientes nombrados por la Cámara de Diputados luego de ser ternados por el Consejo de la Magistratura.

La flamante camarista estará al frente del tribunal que tendrá a su cargo la megacausa de las expropiaciones, en donde están procesados exjueces, un exfiscal de Estado, abogados y exmiembros del Tribunal de Tasaciones.

Su designación para llevar adelante tal proceso, que aún no fue confirmada, se debe a que el resto de los integrantes de la Cámara Penal no pueden ser parte del tribunal porque se han inhibido, han sido recusados o han intervenido en el causa que está elevada en su totalidad a juicio.

Los otros dos integrantes del tribunal saldrán de un sorteo entre el magistrado de Instrucción Martín Heredia Zaldo y los jueces correccionales Carolina Parra y Matías Parrón.

Mientras que Daniel Galvani, que asumió el cargo que quedó vacante luego del fallecimiento de Gustavo Manini, estará encargado de representar al Ministerio Público en el mismo proceso. Semanas atrás, el fiscal General de la Corte, Eduardo Quattropani, confirmó a Galvani, una vez que fue elegido por la Legislatura, junto al fiscal de Flagrancia, Iván Grassi, como los encargados de llevar adelante la acusación.