A pesar de que área más poblada del país vuelve la fase 1 de la cuarentena, en San Juan no habría faltante de cigarrillos.

Este 1 de julio comenzó nuevamente la fase más restrictiva de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires, (AMBA) y con esto creció el temor de los fumadores de que la provincia sufra nuevamente incrementos bruscos en los cigarrillos que se dieron principalmente en mayo, cuando no se conseguía este producto fácilmente y cuando los más fumadores pagaron sumas exageradamente elevadas para poder fumar cigarrillos o tabaco.
Pero desde la Asociación de Kiosqueros de la provincia salieron a aclarar los tantos y Claudio Rimza, titular de la entidad, le dijo a Diario El Zonda que, “hasta donde nosotros sabemos, las restricciones en el AMBA, momentáneamente no van a impactar en el abastecimiento de cigarrillos. Nos han llamado desde la UKRA de Buenos Aires y me han dicho que como las tabacaleras han respetado los protocolos, siguen laburando, o sea que por el momento no va a faltar”.
La consulta se dio en el marco algunas quejas de fumadores que señalaron que en algunos lugares les han incrementado los precios del cigarrillo argumentando un desabastecimiento venidero, aunque no pasa todavía en la mayoría de los kioscos.
En ese contexto, Rimza informó que, según le han avisado desde las, “hay cigarrillos para 15 días más en los depósitos”, lo que significa que los proveedores de tabaco y cigarrillos están preparados para evitar situaciones como las que han pasado en los momentos más crudos de la escasez.
Respecto a los precios de los cigarrillos, el representante de los kiosqueros explicó que, “hay dos listas de precios, los cuales se forman por parte de las tabacaleras y otro, por la Mesa Nacional de kiosqueros. El kiosquero puede vender por cualquiera de las dos listas, ahora no hay sobreprecio, eso era cuando la gente pagaba 500 pesos, pero ahora no pasa porque se te van los clientes si vendes más caro, primero porque es desleal y después quedas mal por lo que finalmente no te van a comprar”.
Además aseguró que el sobreprecio no de los kiosqueros, es de los que venden por internet, en nuestra asociación no hubo ningún kiosco que haya cobrado sobreprecio de cigarrillos”.
Mientras tanto, en las redes sociales los sanjuaninos que compraron cigarrillos durante la escasez para aprovechar la desesperación de los fumadores, comenzaron a publicar nuevamente promociones al por mayor y crecieron las consultas por miedo a una nueva escasez.
Cabe destacar que, por el momento Massalin S.R.L. continuará enviando el producto normalmente porque están cumpliendo con todo el protocolo productivo, incluso se descarta un aumento . En el caso de Nobleza Piccardo (principal proveedor en San Juan de Lucky y Camel, entre otros) informaron que no están enviando debido a que la planta se encuentra sin funcionar, porque descubrieron un caso de Covid-19.-
Sobre el caso de Nobleza Piccardo, señalaron que esto puede generar ‘problemas de demanda’ pero que esperan que se regularice en los próximos días. Además, advirtieron que los sanjuaninos ‘ya empezaron a acopiar cigarrillos pensando en que va a haber desabastecimiento’.

No se nota la cuarentena en Buenos Aires
Según Rimza las restricciones en el AMBA, no se van a notar tampoco en el abastecimiento de otros productos ya que, “si hay un faltante de algo, tenés una alternativa, por ejemplo si vas al kiosco a buscar una galleta de marca “la porteñita” y no hay, te podes llevar una Maná, pero con los cigarrillos no es así”.

No se han recuperado las ventas
Si bien el status sanitario de la provincia ha permitido que se reabran diferentes actividades con lo que hay más gente en la calle, esto no ha visto reflejado fuertemente en la ventas de los kioscos. “En la pandemia las ventas cayeron un 80% y ahora debemos estar en un 50%, el tema es que si bien hay gente, hay menos plata circulado y los clientes compran menos”, indicó el Rimza, que se mostró preocupado porque nivel nacional hay más de 50 mil kisocos que han cerrado sus puertas y en la provincia hay muchos que están afrontando una situación difícil.