También se debatió sobre la necesidad de alcanzar mayor equidad en la atención médica, priorizar las áreas que requieran mayor financiamiento y hacer hincapié en la prevención a través de la educación, tomando en cuenta los factores de riesgo presentes en la población.
Oncólogos y profesionales de la salud de otras especialidades vinculadas al cáncer, autoridades sanitarias, representantes de obras sociales, prepagas y financiadores del Estado, además de organizaciones de pacientes, se convocaron días atrás para establecer, a modo de diagnóstico, los principales desafíos que atraviesan los sistemas de salud respecto de la atención del cáncer y sus posibles abordajes, dado que éste podría convertirse en la primera causa de muerte en 2040. El evento, convocado por la ‘Iniciativa Integrada para el Control del Cáncer en América Latina’ (ICCI-LA) de la Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC) incluyó también la visita de referentes de la Universidad de Harvard, la Universidad de Miami y de distintos países de la región.
Este primer encuentro sirvió de lanzamiento a nivel regional de la iniciativa, pero será replicado luego en Chile y Colombia, y ambas universidades mencionadas se encargarán de sistematizar toda la información que se obtenga en estas reuniones para proponer abordajes para la implementación de políticas para mejorar el cáncer en nuestro país y en la región.
Es también necesario reconocer que Argentina tiene planes, acciones y cuidados adecuados en muchas de las situaciones de la problemática del cáncer, pero el objetivo de esta reunión fue identificar qué aspectos pueden ser mejorados, hacer el sistema más eficiente y que proteja a la mayoría de nuestra población en todo el territorio nacional.
Uno de los primeros ejes que surgió entre los participantes fue la necesidad de contar con un registro obligatorio del cáncer para tener datos concretos, actuales y a nivel nacional del estado de situación de los pacientes con cáncer en el país, porque afirman que sólo así se podrá diseñar e implementar políticas públicas eficientes y que respondan a los desafíos prioritarios que enfrente el sistema de salud.
Según la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC), en la Argentina se producen por año más de 125.000 nuevos casos de cáncer. No obstante, “estos datos podrían ser mayores, ya que los registros actuales sólo abarcan lo que le sucede a entre 9 y el 13% de la población. Para que sea un registro representativo, internacionalmente se estipula que debe alcanzar al menos al 42% de la gente. De lo contrario, es demasiado incompleta la foto que se mira a la hora de intentar interpretar el estado de situación”, subrayó la Dra. Zulma Ortiz, Subdirectora Ejecutiva del Instituto de Investigaciones Epidemiológicas de la Academia Nacional de Medicina.
El senador Mario Fiad ya elevó un proyecto de ley para un Registro Nacional de Cáncer que incluya en forma completa, continua y sistemática los datos de todos los casos de cáncer atendidos. Prevé que la notificación sea obligatoria y la realicen ‘los médicos de todas las instituciones que brindan servicios de salud a pacientes oncológicos, públicos, privados o de la seguridad social’.
“Esto nos daría claridad sobre si están siendo efectivas o no determinadas intervenciones que se llevan adelante. De momento, no podemos afirmar si el hecho de que bajen o que suban los números año a año es fruto de políticas sanitarias acertadas o de las limitaciones del registro”, apuntó la Dra. Ortiz.