Las docentes fueron más allá de lo que les plantea la educación formal. Valiéndose lo de la tecnología han ideado una forma de contacto con los chicos y a pesar de la cuarentena.La actividad de los docentes y los alumnos de la ENI13 en Rivadavia se mantiene constante. Pese a que en tiempos de cuarentena, los chicos no están teniendo clases presenciales, desde este establecimiento han seguido trabajando para estar lo más cerca posible de sus estudiantes. Ellos tienen salas de 3, 4 y 5 años.
De acuerdo a lo que explicó la directora de la ECI 13 Adriana Gómez, “cuando se inició esto de la cuarentena nosotros seguimos trabajando para seguir manteniendo el contacto con nuestros estudiantes”. La docente contó que más allá de las actividades que les envían desde el Ministerio de Educación, que son especialmente recreativas, “nosotros desarrollamos a través de internet y whatsapp una serie de acciones para seguir manteniendo el contacto con los chicos”.
Es por ello que “cuando inició lo de la cuarentena “convoqué a las docentes para hacer una serie de videos para llegarles a los chicos. En principio, algunas docentes les costó un poco pero luego se prendieron y los resultados han sido increíbles”.
La directora explicó que “les enviamos los materiales, en el momento que los chicos tendrían que estar en el aula. En la mañana, en el turno intermedio o en la tarde para que mantengan la costumbre del trabajo en ese tiempo”. Es por ello que “lo que pretendemos con actividades recreativas es crear hábitos y orden en los alumnos”.
Es por ello que desde los distintos videos que hicieron las docentes y profesores de actividades especiales, a los chicos y a las familias les iban dando retos-desafíos- que tenían que cumplir dentro de las actividades que iban desarrollando. “Entre los retos que propusimos fue armar carteles con el lema “Yo me quedo en Casa”, como una forma de prevención por esto del coronavirus. También les dimos el desafío de hacer barbijos divertidos, les dimos un modelo que no lleva costura y que lo podrían hacer con las cosas que tienen en la casa”, la idea que tienen desde la escuela es “fomentar la utilización de las cosas que tienen en casa”, y con ello despertar el crecimiento de la creatividad en cada uno de los alumnos en compañía con la familia. Además, se las tienen que ingeniar, porque por estos días hay cosas que no se pueden comprar”.
“También les propusimos hacer el rinconcito quédate en casa y ellos nos han enviado cosas muy lindas”, dijo la orgullosa docente.
“Nos sorprendió la participación de las familias y el compromiso con cada uno de los trabajos. Nos mandaban registros fotográficos y videos que eran increíbles”, detalló la docente. “Con esto hemos logrado mantener el contacto con los chicos y cada vez que ven los videos se identifican con la señorita que tienen en su respectivo curso”.
La directora contó que “las docentes han estado trabajando desde sus casas y han mantenido el contacto con los estudiantes. En sus videos han utilizado títeres, muñecos, peluches, todo lo que sea para atraer la atención de los chicos”. Por su parte, “ellos nos envían sus registros de las actividades y nosotros las subimos a las redes”.
La docente cuando profundiza su análisis sostiene que “este trabajo extra más allá de las guías que nos dan nos va a permitir continuar con la labor de enseñanza. Los chicos no han perdido contacto con nosotros y en la memoria activa de los alumnos se encuentra la figura de la maestra”.