Hay muchos indicios que dan cuenta que un teléfono está siendo monitoreado o espiado de manera remota, de acuerdo a lo señalado por especialistas en seguridad informática.

Actualmente existen diferentes aplicaciones que sin el conocimiento de las personas, empiezan a navegar por el contenido de nuestro teléfono haciendo diferentes acciones peligrosas.

Esta práctica fue denominada como stalkerware (virus del acosador), según una reciente publicación del diario El País de España.

Lo de virus está bien atribuido, ya que las aplicaciones que espían el contenido de celulares funcionan de manera similar a la de un virus o malware.

Una vez instalada la app que va a espiar determinado celular, toda actividad que se registre en el dispositivo va a ser enviada a un servidor al que tendrá acceso el hacker. El usuario como víctima no tendrá idea de que tus archivos están siendo revisados por alguien. Pero, hay algunas pistas para suponer que te están espiando.

Algunas pistas
La aparición de varias ventanas de publicidad emergente en el navegador del celular, es una de las alertas más comunes para determinar que uno es víctima de espionaje. También un incremento del SPAM debe ser tomado en cuenta.

Si el teléfono celular desapareció por unos minutos u horas un día cualquiera, de su casa u oficina ya es otro motivo para empezar a dudar si es espiado.

El teléfono pudo haber sido sustraído para instalar las aplicaciones dedicadas a stalkerware. Recuerde que instalar nuevas herramientas en el celular es solo cuestión de minutos.

Si la batería del celular dura menos de lo habitual el teléfono podría estar intervenido. Un teléfono portátil con stalkerware tiene una batería menos rendidora que uno libre de espías.
Ya que el teléfono espiado debe trabajar mucho más para navegar en el contenido que está analizando.

La temperatura del teléfono también podría ser una alerta de que está siendo espiado.
Como debe hacer más tareas simultáneas la batería se agota y el celular se recalienta.

Fuente: Infofueguina.com