Alerta por el primer caso de lesión de pulmón a causa del cigarrillo electrónico

A NIVEL NACIONAL

58

El primer caso reportado en la Argentina de una lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillo electrónico en un hombre de 30 años generó que las autoridades sanitarias emitieran un alerta epidemiológico.
“Ante la aparición del primer caso de lesión pulmonar asociada al uso de cigarrillo electrónico en el país, y el brote en investigación en Estados Unidos, la Secretaría de Gobierno de Salud insta a los equipos de salud a implementar la vigilancia epidemiológica”, señaló el parte oficial.

En la comunicación se instó a los equipos de salud a “ realizar educación sanitaria a la comunidad acerca de los riesgos de consumir cigarrillos electrónicos y asesorar sobre los métodos aprobados y efectivos para dejar de fumar”.

El alerta lo activó un paciente de 30 años que “comenzó con síntomas un mes previo a la fecha de consulta en el servicio de salud, con diagnóstico de proteinosis alveolar, requiriendo internación en terapia intensiva y asistencia respiratoria mecánica”, detalló el informe de Salud.

La proteinosis alveolar del pulmón es un trastorno poco frecuente en el que un líquido rico en proteínas y grasas llena los sacos de aire de los pulmones (alvéolos), según se explica en el Manual MSD, una publicación de referencia médica mundial.

El hombre “fue dado de alta con oxígeno suplementario y control ambulatorio. Como antecedente epidemiológico refirió haber consumido más de 20 cigarrillos diarios durante 15 años. Había dejado de consumirlos y estaba utilizando cigarrillo electrónico al menos 90 días antes de presentarse en la consulta”, explicó la Secretaría de Salud.

En mayo de 2011 la Agencia Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ( Anmat) prohibió la importación, distribución, comercialización y publicidad o cualquier modalidad de promoción del cigarrillo electrónico en todo el territorio nacional.

La decisión fue ratificada en 2016 en virtud de que “las pruebas existentes son insuficientes para afirmar que estos dispositivos ayudan a dejar de fumar. Además, se ha establecido que sus efectos adversos a corto plazo son frecuentes y moderados, pero pueden llegar a ser graves por intoxicación aguda y por daño potencialmente severo a causa de la explosión de la batería”.