Los candidatos electos se reunieron en el Instituto Patria. “Los mercados se ponen mal cuando han sido estafados”.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, su compañera de fórmula, Cristina Kirchner, y el candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se reunieron ayer para hacer un balance de las PASO y alinear el discurso sobre la crisis cambiaria, en medio de las acusaciones del Gobierno por las consecuencias económicas del golpe de mercado.
El encuentro en las oficinas de Cristina Kirchner del barrio porteño del Congreso no fue extenso, pero alcanzó para consensuar los pasos a seguir después de la holgada victoria que perfiló al Frente de Todos como amplio favorito para octubre.
El cónclave se desarrolló luego de que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, explicara “la reacción de los mercados” de este lunes al “riesgo de volver al pasado”.
Esa lectura no cayó bien en el entorno de Alberto Fernández y de Cristina Kirchner porque deslinda la responsabilidad del Gobierno en la administración de la crisis y asocia el caos cambiario a la voluntad popular que se inclinó mayoritariamente por el Frente de Todos.
Al salir de la reunión, Fernández negó que el presidente Mauricio Macri lo haya convocado al diálogo después de conocerse la abultada diferencia de casi 16 puntos en las PASO entre uno y otro.
Sostuvo, además, que el “único” integrante que lo llamó tras la victoria fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Al referirse a las alteraciones en el mercado, le adjudicó responsabilidad a Macri al sostener que “es lo que pasa cuando un Gobierno pasa tantos años no diciendo la verdad de la economía a la gente”.
La ex presidenta había arribado por la mañana a Aeroparque proveniente de Ríos Gallegos -desde donde había seguido el triunfo electoral- y fue recibida por empleados aeronáuticos que la ovacionaron y la recibieron al grito de “Vamos a volver”.
Alberto Fernández consideró que “los mercados se ponen mal cuando se dan cuenta que han sido estafados”, sostuvo que el Gobierno fue “el que los condujo a este estado de cosas” y consideró que, ahora, el presidente Mauricio Macri “tiene que concentrarse en ordenar el desorden que ha creado”.
“El presidente tendría que estar abocándose a dar tranquilidad, porque los mercados están muy intranquilos por él, porque advierten que el Gobierno los metió en un escenario en el que ahora no le puede dar respuesta. No obstante, puntualizó que, “obviamente”, eso “no se puede hacer a costa de más sacrificio de los que trabajan y de los jubilados, porque el sacrificio que han hecho es enorme”.
En este sentido, evaluó que “los mercados se ponen mal cuando se dan cuenta que han sido estafados” y remarcó que, “en verdad, el Gobierno los condujo a este estado de cosas, con el festival de bonos emitidos y con la crisis de la deuda”.
“Le pido al Gobierno que se ponga las pilas, que se ponga a trabajar y se dé cuenta que lo que han hecho no les sirvió ni electoralmente y ni siquiera en términos económicos”, remarcó Fernández, quien consideró que “la debilidad de la economía se expresa en que cada tropezón del Gobierno se convierte en una crisis económica”.