Abel Pintos hizo vibrar a una multitud en la primera noche de la FNS 2020

UN SHOW LLENO DE ÉXITOS

301

Las tribunas del escenario San Juan se fueron colmando desde las 22 hs para esperar el show principal de Abel Pintos de la primera noche de la FNS 2020. Los Inti Huama levantaron al público que pasada la 1 de la mañana estalló con la entrada de Pintos.

Cuando el cantante salió al Escenario a brindar un sólido show, hizo delirar a las más de 50 mil personas que a esa hora ya colmaban las tribunas. Según la organización, unas 65 mil personas asistieron al Predio Costanera la primera noche.

“Se registraron algunas demoras en los ingresos y en el estacionamiento”, según señalaron desde la organización.

Recorrido de éxitos

Con “El Adivino”, el cantante abrió el show y saludó al público. Siguió “Siempre aquí  te espero” en una versión acústica con guitarra marcó el clima íntimo, mientras Pintos instaba al público a cantar con él.

“Pájaro cantor” fue cantado a coro por todos los presentes y además, el público acompañó con una coreografía de palmas y globos. “Tiempo” fue el tema siguiente. El clásico “Oncemil” fue ovacionado. Luego, Pintos entonó “Cómo te extraño”, al tiempo que se emocionó y cantó una parte a capella.

Siguieron “Mariposa”, “Tanto amor” (en versión acústica), “Sin principio ni final” marcó otro clima íntimo con el público.

Abel Pintos se tomó un tiempo para hablar con el público al que calificó de “generoso y respetuoso en todas las ocasiones que le tocó actuar en la provincia”. Luego invitó a cantar al mendocino Sebastián Garay con quien cantó “Mi error” y “La Flor Azul”.

Después del bloque folclórico, siguieron “Asuntos pendientes”, “Todo está en vos” (se encendieron las luces y el público volvió a ser protagonista), “Quiero cantar”, “Cien años”, “Ya estuve aquí”, “No me olvides”, “Motivos”, “De solo vivir”, “Revolución”.

Finalmente, llegó el turno de uno de sus históricos hits “Por una gota de tu voz” , esta vez en versión reggae.

“Que la próxima sea pronto”, cerró el cantante antes de los bices: “Crónica” y “A-Dios” hasta que una lluvia de papelitos invadió el escenario, se encendieron las luces y la gente no paraba de aplaudir. Fueron dos horas exactas de música, aplausos, baile y emoción.