Las temperaturas bajo cero seguirán hasta el viernes

CLIMA

196
La masa helada alcanzó a algunas provincias y San Juan estuvo entre las más golpeadas.

Junto con Santa Cruz y Tierra del Fuego, la provincia cayó en el ranking de las temperaturas altas y quedó tercera entre las más frías. La temperatura llegó a las -6.4 y la térmica superó los -7°C. Se espera zonda para el viernes.

Con las temperaturas más bajas del año, San Juan se posicionó tercera entre las provincias más frías del año, con una mínima que alcanzó los -6.4°C, sobre las 8 de la mañana, cuando apareció el sol. Con este clima, la térmica superó ampliamente los -7°C.

Si bien, la helada comenzó a advertirse sobre la tarde noche del domingo, la temperatura cayó aún más sobre la madrugada de hoy. Todo lo que quedó afuera de las viviendas, terminó escarchado por la helada matutina que cayó, la cual se intensificó sobre las 8 de la mañana.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, mañana ingresará una nueva masa polar por lo que el frío se sostendrá hasta el viernes, por lo menos.

La masa helada alcanzó a algunas provincias y San Juan estuvo entre las más golpeadas. Entre las otras dos provincias más heladas, Santa Cruz y Tierra del Fuego, se han registrado mínimas de entre -8°C y -13,5°C en la Antártida.

Se espera que hasta el jueves, las condiciones sean similares y continúen las temperaturas bajo cero, aunque el viernes una posible llegada de viento zonda (aún no se precisa si bajará al llano) podría llevar la máxima a 20°C. Sin embargo, el frío podría volver a sentirse en la ciudad.

Con esta helada, San Juan contabiliza 14 de un promedio de 28 en total en el año.
Sin embargo, se espera que las heladas superen este año la media anual, teniendo en cuenta que faltan los meses más crudos: julio y agosto.

Nevada en Veladero

Hoy en Veladero, la temperatura máxima en la mina iglesiana fue de -11º, en plena ola de frío sanjuanina.

Mientras en la ciudad se generaba un inicio de semana helado, con una mínima de -6.8º, en plena montaña los trabajadores se enfrentaron una nevada que dejó el terreno, los vehículos y los edificios pintados de blanco.